Las pifias socialistas de las que nunca habla el PP

Planta de transferencia del polígono Jovades: Se ejecutó con el primer Plan Zapatero, sin proyecto de actividades. Tenía un presupuesto de 232.000 euros. Nunca se puso en funcionamiento. Actualmente se utiliza como circuito de cochecitos teledirigidos.

Nou Trinquet: Con un coste inicial de 1.180.579 euros (financiados por el segundo Plan Zapatero) ha acabado costando 1.860.815 euros, 680.235 euros más. Las obras empezaron en 2010, sin proyecto de actividades. En septiembre de 2011 se aprobó un modificado de 235.935 euros más. Chelo Escrivá inauguró el edificio, a pesar de que faltaban las luminarias interiores, la acometida de luz, la cafetería y los exteriores; y se tenía que rehacer la pendiente de las gradas del público, y añadir unos nuevos vestuarios. Todo esto, 444.300 euros más.

L’Almàssera: Con un presupuesto inicial de 523.183 euros (435.987 financiados por el Plan de Mejora de Municipios), acabó costando 1.032.165 euros, el doble. Las obras empezaron en 2006. En julio de 2007 se aprobó un primer modificado de 194.012 euros más. En octubre de 2008 se aprobó un segundo modificado de 314.969 euros más.

Expropiación de la finca Martí De Veses: Una parcela de 20 fanegadas clasificada como suelo urbano destinado a zona verde al PGOU, dentro de la zona denominada «Ciutat jardí», por la cual el Ayuntamiento tiene que pagar 1.967.938 euros, más unos 500.000 euros en intereses de demora. En total, 2,5 millones de euros. Entre 2004 y 2008 fue posible negociar con los propietarios, pero ni el alcalde (PSOE), ni los regidores de Hacienda o Urbanismo (también PSOE) contestaron ninguno de los registros presentados. Ante este silencio, la cuestión llegó al Jurado Provincial de Expropiación, que en julio de 2008 justipreció la parcela en 851.660 euros. Los propietarios recurrieron ante el TSJ, que en diciembre de 2011 la valoró en 1.967.938 euros. El Ayuntamiento presentó un recurso de casación, pero lo perdió en noviembre de 2014. 150.000 euros en intereses de demora. Los 851.660 euros del justiprecio de la finca Martí De Veses deberían de haberse pagado antes de enero de 2009 (y tomar posesión de la finca). Pero ni se pagó, ni se consideró en los presupuestos de 2009-2012. Se pagó en 2013, cuando ya se habían generado unos intereses de más de 150.000 euros (34.600 cada año). En 2014 Salvador Fuster reconoció que la decisión de no pagar «no la tomó nadie».

Canyaes 7, Canyaes 8 y Bomba: Estas 3 Unidades de Actuación se le adjudicaron a Midascon (la misma constructora de Aigua Blanca IV). Las obras acabaron en 2006, y desde aquel momento existe un grave problema con las instalaciones eléctricas (torres y casetas de la luz en medio de las calles) que impiden que muchos propietarios puedan tener luz y licencias de ocupación. Pero no ha sido hasta 2014 que se le han pedido responsabilidades a Midascon. Hasta ese momento ni se habían resuelto los contratos, ni se habían intentado confiscar los 260.000 euros de los avales.

La liquidación de Aigua Blanca IV: En enero de 2010 Salvador Fuster confió la liquidación de las obras a la dirección facultativa, Emin. Una empresa a quien se le había abierto un procedimiento de rescisión de contrato por incumplimiento de sus deberes. En septiembre de 2010 se aprobó un saldo de sólo 85.000 euros. En 2013, gracias al informe elaborado por los técnicos municipales, supimos que ese saldo es de 746.539 euros (!). La diferencia es de 660.000 euros. Y de Aigua Blanca IV todavía tenemos que hablar más.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s