El pacto «oculto» PP-PSOE en Oliva

Es sutil, pero ya no se puede esconder. Hace tiempo que viene produciéndose un pacto de no agresión entre el PP y el PSOE de Oliva. Un pacto que salta a la vista cuando observamos las buenas relaciones de Chelo Escrivá con Salvador Fuster, Ana Morell o Carlos Mengual. El despacho de alcaldía, los plenarios, numerosos actos públicos y algún que otro restaurante o camping de la playa son testigos. Lo hemos visto con nuestros propios ojos, y mucha gente nos lo ha comentado escandalizada.

Ya hemos visto que el principal obstáculo para la moción de censura fue la desgana de algunos dirigentes socialistas, justamente por el acomodo y las buenas relaciones con la polémica exalcaldesa. Después de la moción todavía quedó más evidenciada la virulencia con que Chelo Escrivá atacaba a David González. Su objetivo monotemático ha sido siempre Compromís (o Projecte Oliva o Partit Gent d’Oliva), nunca Salvador Fuster, ni sus compañeros de partido.

El PSOE ha intensificado las buenas relaciones con Chelo Escrivá después de romper el pacto con Compromís.

El 4 de junio de 2014 el PSOE rompió el pacto de gobierno con Compromís. Fue una rotura un poco extraña, puesto que Salvador Fuster, aprovechando la situación de ventaja que le proporcionaba la alcaldía, se limitó a quitarle a David González la 1a tenencia de alcaldía, y a tomar decisiones de espaldas a los regidores y regidoras de Compromiso. Esto, y una clara intensificación de las buenas relaciones con Chelo Escrivá, que se han exhibido sin ningún mal olor ni rubor en comisiones, plenarios y actas sociales. Y que confirma la repetitiva letanía de Carlos Mengual afirmando que «no pactará con Compromiso». Claro, teniendo asegurado un pacto con Chelo Escrivá, es obvio que ya no necesita más, de pactos.

Las agresivas intervenciones de Chelo Escrivá rara vez han tenido portavoces sociales como objetivo

Carlos Mengual sigue el mismo camino que Chelo Escrivá

El candidato socialista sigue los mismos pasos que la conflictiva exalcaldesa. En cada intervención pública que hace siempre tiene a David González y a Compromís entre ceja y ceja. Pero nunca hace referencia a Chelo Escrivá o al PP de Oliva. Sus ataques siempre van destinados a Compromís. ¿También somos su polvorón atragantado? ¿O es que de esa forma se asegura que el PP no diga nada de la mala gestión urbanística de sus colegas de partido?
Parece que, atacando a Compromís, Carlos Mengual se asegura que Chelo Escrivá no diga nada de los 2,5 millones de la expropiación de la finca de Martí De Veses, o de la infracción urbanística de su compañera Ana Morell, o del hecho que él hace campaña en horario laboral… o de tantas otras cosas. Si esa es su estrategia, tenemos que felicitarlo; porque, efectivamente, el PP nunca ataca políticamente al PSOE.

Pero la gente no es tonta. Muchas personas se han dado cuenta del descarado pacto de no agresión entre el PP y el PSOE. Y muchas personas ya dan por hecho un futuro pacto bipartidista después de las próximas elecciones. Lo refuerza Carlos Mengual diciendo constantemente que «no pactará con Compromís».

¿#Mengualnoésigual? ¿Seguro?

Los militantes y simpatizantes del PSOE de Oliva, como los votantes de izquierdas en general, no se merecen que Carlos Mengual y otros dirigentes socialistas tengan tan ‘buen rollo’ con Chelo Escrivá y el PP. Si es verdad que «Mengual no es igual»… es hora de demostrarlo. Todavía está a tiempo de denunciar las buenas relaciones de su alcalde y de Ana Morell con Chelo Escrivá; de desmarcarse de la mala gestión urbanística de sus colegas de partido (Aigua Blanca, Canyaes 7 y 8…); de criticar el poco dinero que la concejalía de Hacienda ha dedicado a la promoción turística de Oliva en los últimos años… Todavía está a tiempo de distanciarse de los errores cometidos por su partido. En caso contrario, ¿qué renovación y qué ilusión quiere vender?

Igual que ocurre con la exalcaldesa, el candidato socialista solo tiene ojos para Compromís

La rotura del pacto

El 4 de junio de 2014 el grupo socialista anunció en rueda de prensa que daba por roto el pacto con Compromís. Esto se tradujo en que Salvador Fuster, aprovechando la situación de ventaja que le proporcionaba la alcaldía, le quitó a David González la 1a tenencia de alcaldía, y empezó a tomar decisiones de espaldas a los regidores y regidoras de Compromís. Además de muchos insultos y descalificaciones de Ana Morell y Carlos Mengual, acusándonos de traidores, desleales, cobardes, mentirosos… Nuestra respuesta fue exactamente la misma que ante los insultos y descalificaciones de Chelo Escrivá: continuar trabajando con rigor, corrección y sentido. Sin perder las formas, a pesar de las provocaciones. Por respecto a la ciudadanía de Oliva decidimos no entrar en una escalada pueril de insultos.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s